Department of Land, Air and Water Resources - University of California, Davis
Phone: (530) 902-6030   Email: cepuente@ucdavis.edu   Office: Veihmeyer 127
 

La oda de un colega extraño¡Las persecuciones fortalecen!


 

A prueba por el camino

Mucho mejor seguir al justo....

 


 
 

Esta es la oda de un colega extraño
que de una manera pueril asomara,
tuvo bella idea y mezcló la ciencia,
vino la campana y alcanzó su fiesta.

Al pasar los días intuyó lo eterno,
y en noche fogosa evitó el infierno,
perdonó de lleno, pidió cura y guía,
y al instante supo toda hidrología.

Fueron esos días también de hostigo,
poco le creyeron ni dama ni amigos,
acabó recluido, doliente y temblando,
y volvió a su patria frágil y llorando.

Unos lo miraron, ay por un minuto,
y un santo con ruana le aclaró su fruto,
mas la mala prisa dañó su circuito,
y fueron dos veces que él penó solito.

Su alquimia calaba con higuera fina
y hasta a los fractales les hallaba rima,
y arribó su reina, su santa del cielo,
fueron dos, ay hijas, licuaron su hielo.

Abrazó paredes que donaban fango,
amó la neblina y también lo amargo,
ay dio lo que pudo y sin ser civil
pues la indiferencia lo cercó por mil.

Habló de cascadas, de polvo y espinas,
y en la hipotenusa les mostró la vida,
ay lo repudiaron cual si fuera orate
y él se repetía sin sueldo al rescate.

Se atrevió a su senda, reunió tonadas,
conga en numeritos versus oleadas,
siempre el puentecito animó el combate,
algunos amigos, hermanas y un fraile.

------------------------------------
Enlaces:
Caos, Complejidad y Cristiandad

 

Él siempre exiliado abarcó to’ el mapa
envió a presidentes e inclusive al Papa,
y un día lo acusaron de proselitismo
pero no cambiaron en nada el bautismo.

Y miró el abismo, proyectó cantata
cabalgó católico, sin más perorata,
esa fue la oda de un colega extraño:
uno que creyendo evitó el engaño.

Ay ay ay ay, amen doctores
porqué el santo ay viene:
el mero mero:
a Él los honores.

Ay ay ay ay, piensen doctores
porqué Él mismo ya llega:
por una higuera
se abren las flores.

Del área de la ciencia
ay mis doctores llega anunciando,
una rima perfecta
para bajarnos y ser del bando.

Ay ay ay ay, amen doctores
porqué el santo ay viene:
el mero mero:
a Él los honores.

Ay ay ay ay, piensen doctores
porqué Él mismo ya llega:
por una higuera
se abren las flores.

Esas dudas que tienes
oh mi colega ay ve y emboca,
encuentra ya tu esencia
que el infinito ay es la roca.

Ay ay ay ay, amen doctores
porqué el santo ay viene:
el mero mero:
a Él los honores.

Ay ay ay ay, piensen doctores
porqué Él mismo ya llega:
por una higuera
se abren las flores.

(Noviembre 2014)