Department of Land, Air and Water Resources - University of California, Davis
Phone: (530) 902-6030   Email: cepuente@ucdavis.edu   Office: Veihmeyer 127
 

Ay si pudiera, mas me levantas¡Qué bueno es contar con Él!

 

¡Qué maravilla, de veras!

 

 


 
 

Ay si pudiera
no mentiría,
si ya rehusara
la paz tendría.

Ay si pudiera
no dividía,
si ya sanara
integraría.

Ay si pudiera, oh oh,
ay si pudiera, oh oh oh. (2)

Ay si pudiera
ya entendería,
si ya volara
a la poesía.

Ay si pudiera
lo intentaría,
si ya viviera
con santa guía.

Ay si pudiera, oh oh,
ay si pudiera, oh oh oh. (2)

Ay si pudiera
bien tocaría,
si ya bajara
me abrirían.

Ay si pudiera
ya acabaría,
si hoy amara
no faltaría.

Ay si pudiera, oh oh,
ay si pudiera, oh oh oh. (2)

Ay si pudiera
no juzgaría,
si ya escuchara
mi compañía.

Ay si pudiera
ya gozaría,
si abandonara
la hipocresía.

Ay si pudiera, oh oh,
ay si pudiera, oh oh oh. (2)

Ay si pudiera
ya callaría,
si ya sangrara
mi rebeldía.

Ay si pudiera
me reiría,
si ya arribara
me encantaría.

Ay si pudiera, oh oh,
ay si pudiera, oh oh oh. (2)

Y aunque no puedo...

------------------------------
Enlaces:
Nacer de nuevo

 

Caigo y me levantas,
a pesar de mi pecado,
me escuchas y alzas,
aunque olvido lo donado.

Caigo y me levantas,
a pesar de mi pasado,
me escuchas y alzas,
pues todo lo has sanado.

oh oh oh
oh, oh oh oh. (2)

Caigo y me levantas,
a pesar de mi inconstancia,
me escuchas y alzas,
aunque pierdo la fragancia.

Caigo y me levantas,
a pesar de mi flaqueza,
me escuchas y alzas,
y se marcha mi tristeza.

oh oh oh
oh, oh oh oh. (2)

Caigo y me levantas,
a pesar de mi bajeza,
me escuchas y alzas,
aunque olvido tu riqueza.

Caigo y me levantas,
a pesar de mi rabieta,
me escuchas y alzas,
invitándome a tu empresa.

oh oh oh
oh, oh oh oh. (2)

Caigo y me levantas,
a pesar de mi aspereza,
me escuchas y alzas,
aunque pierdo la cabeza.

Caigo y me levantas,
a pesar de mi tardanza,
me escuchas y alzas,
saneando mi alabanza.

oh oh oh
oh, oh oh oh. (2)

Caigo y me levantas,
a pesar de tanta duda,
me escuchas y alzas,
aunque olvido toda ayuda.

Caigo y me levantas,
a pesar de mi amargura,
me escuchas y alzas,
¡no me niegues tu dulzura!

oh oh oh
oh, oh oh oh. (2)

(Septiembre/Agosto 1999)