Department of Land, Air and Water Resources - University of California, Davis
Phone: (530) 902-6030   Email: cepuente@ucdavis.edu   Office: Veihmeyer 127
 

¡Ay que locura! ¡Qué maravilla la vida!


 

¡Pero estoy cuerdo!

 

 

 

Una aventura me llama
hilvanando su congruencia, (2)
se define, misteriosa,
invitándome a su ciencia. (2)

Una rosa me acompaña
ofrendando su belleza, (2)
me enamora, silenciosa,
animándome a su empresa. (2)

Una mirada me llena
regalando su clemencia, (2)
se detiene, poderosa,
convidándome a su esencia. (2)

Una verdad me cautiva
recordando su riqueza, (2)
se repite, majestuosa,
ayudándome a crecerla. (2)

Una locura me aborda
consagrando mí conciencia, (2)
se pavonea, ay, dadivosa,
anunciándome su estrella. (2)

Ay qué locura, Señor,
el estar vivos,
ay qué locura, por Dios,
el ser queridos. (2)

Una locura, en verdad,
ser redimidos,
y en el silencio hallar
el santo abrigo.

Ay qué locura, Señor,
el estar vivos,
ay qué locura, por Dios,
el ser queridos.

---------------------------
Enlaces:
De la ciencia a la misericordia

 

Oh que locura, el vivir,
comprometidos,
y con el cielo contar
para el camino.

Ay qué locura, Señor,
el estar vivos,
ay qué locura, por Dios,
el ser queridos.

Ay qué locura, mi amor,
yo no lo entiendo,
oh que locura, el vivir,
pero lo siento.

Ay qué locura, Señor,
el estar vivos,
ay qué locura, por Dios,
el ser queridos.

Puente de paz…

Ay qué locura, mi amor,
con to’a dulzura,
ay qué locura, mi bien,
con santa ayuda,
ay qué locura, mi amor,
con to’a ternura,
ay qué locura, mi bien,
con plena cura.

Ay qué locura, mi amor,
ay qué locura,
ay qué locura, mi bien,
con santa ayuda.

(Agosto 2000)